Portal suizo de Información y Servicios

Ciencias

Rubricas
 
Inicio
Epistolario
Quinta Suiza
Latinos en Suiza
Reportajes
Economía
Ciencias
Solidaridad
Sociedad
Cultura
Genealogía
Deportes

Noticias de Agencias

Ginebra Internacional
Nosotros
 

 

Ver fútbol por televisión implica un riesgo cardiaco

Fundación médica helvética sale en ayuda de los futbolistas pasivos en este mes de Mundial.

 

No apto para cardiacos el entusiasmo deportivo a través de la televisión (Foto archivo)

 

Apoyar al equipo de fútbol favorito sentado frente al televisor eleva las posibilidades de sufrir un paro cardiaco,  es la advertencia dada en estos días de frenesí mundialista, por la Fundación Suiza de Cardiología.

El organismo médico helvético no sólo advierte de los peligros, sino que además ofreció algunos consejos para mejorar la salud de los “futbolistas pasivos”, y en particular a las personas sensibles.

El consejo más pertinente, fácil de llevar a cabo y sencillo, es el de pasear durante el descanso de los partidos.

Atención en caso de penaltis

La organización helvética informó de que el estrés acumulado por los aficionados que siguen un partido por televisión “conlleva riesgos cardiacos”, especialmente en ciertos “momentos punta” como “los goles, los tiros directos fallidos y, sobre todo, los penaltis”.

Esa tensión se suma habitualmente al consumo de alcohol y tabaco, lo que puede causar fallos en el corazón de los telespectadores, que en algunos casos pueden llegar a provocar su muerte.

Esa institución explica que “es justamente a la hora de ver entrar en el terreno a los jugadores estrellas es cuando los corazones de los deportistas pasivos empiezan a latir más fuerte”.

Sin embargo, “el pulso de un telespectador inmóvil registra las mayores aceleraciones durante las acciones más tensas del juego, especialmente cuando los atacantes se acercan a la portería del equipo contrario”.

Beber mucha aguas y jugos de fruta

Para evitar que el “furor televisivo” se convierta en un peligro para la salud, los expertos recomiendan a los televidentes que estiren las piernas con cierta frecuencia, que paseen durante el descanso entre los dos tiempos, que moderen su consumo de alimentos grasos y beban mucha agua y jugos de fruta.

Para los casos más delicados, aconsejan ver los partidos siempre con amigos o familiares, para que, en caso de que sea necesario, puedan avisar a los servicios sanitarios.

Los hombres con más riesgos

Los primeros síntomas de un infarto son, según la organización suiza, la aparición de dolores en el pecho, un pulso irregular y dificultades por respirar, aunque las mujeres y personas diabéticas no suelen tener síntomas tan pronunciados como los hombres.

Además, la Fundación de Cardiología señala que el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular es mayor en hombres que en mujeres, ya que esas últimas están mejor protegidas por sus hormonas antes de la menopausia.

¿Perjudica la salud? Según estudios científicos, ver los partidos de la Copa Mundial de Alemania provocará un incremento de paros cardíacos, comas etílicos y hechos de violencia. Por otra parte, una universidad inglesa recomienda eliminar la definición por penales “por razones de salud pública”.

Riesgos en el hogar

Si la persona que observa un partido de fútbol es un verdadero apasionado del deporte, debe tener cuidado porque puede ser una víctima, ya que las cifras de mortalidad aumentan durante los mundiales.

Y en el confort del hogar también los riesgos se acrecientan, porque en algunos países la tendencia es botanas y pizza congelada mientras se ve el fútbol, lo cual, sumado al nivel de tensión del aficionado lo puede llevar a un pico de hipertensión.

Por esos motivos fue que el viceministro tailandés de Salud, durante Corea-Japón 2002, invitó a sus conciudadanos a no beber más que agua e infusiones y renunciar a la cerveza, salchichas, papas fritas y otros productos de comida chatarra.

Swisslatin / agencias

Cada mundial ha tenido su saldo de víctimas cardiacas

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Birmingham y publicado por la revista médica British Medical Journal, después del penal atajado por Carlos Roa a David Batty, que significó el pase de la Argentina a los cuartos de final y la eliminación de Inglaterra de Francia 98, la cantidad de paros cardiacos fue un 25 por ciento superior a lo normal.

Por ello, esa institución recomienda eliminar la ronda de penales para dirimir clasificaciones “por razones de salud pública”.


Por otro lado, Vas Sivarajasingam, investigador de la Universidad de Cardiff determinó que los riesgos de violencia son mayores en casos de victoria del equipo local, el científico realizó un trabajo que midió el número de víctimas por peleas tras los partidos del equipo de Gales de rugby y fútbol.


Cuando Gales perdía, un promedio de 25 personas ingresaban al hospital como consecuencia de peleas, pero cuando obtenía triunfos la cifra aumentaba a 33. “

El hecho de ganar se acompaña a menudo de la ingesta de alcohol, factor muy conocido de aumento del riego de violencia”, destacó Sivarajasingam en sus conclusiones.


Un caso muy recordado es el del primer mundial de la posguerra: en Brasil 1950, la derrota del local en la final contra el seleccionado uruguayo (el mítico “Maracanazo”) provocó depresiones, raptos de furia y hasta suicidios.


 




 

© Swisslatin 2005

 

Sitio configurado para una pantalla 800x600

Webmaster