>
>
El trabajo informal impera en Latinoamérica (WB)

El trabajo informal impera en la región (WB)

La mayoría son trabajadores domésticos y tienen bajos ingresos y están en situación de pobreza.

Experto de la ONU estima que casi la mitad de los empleos disponibles en Latinomérica se encuentran en el sector informal y la mayoría de esos trabajadores tienen bajos ingresos y están en situación de pobreza.

El profesor Luis Beccaria de la escuela de economía y ciencias de la Universidad de Buenos Aires describió ante un panel de la ONU sobre el trabajo precario, que la informalidad en la región impera principalmente en las áreas de trabajo doméstico, con bajos ingresos y sin regulación laboral y escasa protección social.

El experto agregó que la informalidad está presente también grandes proporciones en otras aéreas, como la construcción, la industria textil y de la confección, y el comercio a pequeña escala.

Resultado de un crecimiento inadecuado

Para el académico y economista argentino, la presencia de la informalidad es el resultado de un crecimiento inadecuado y que resulta insuficiente para absorber el continuo influjo de nuevos empleados en el mercado laboral.

Entre las causas, señaló la falta de alternativas para trabajar en el sector formal, es lo que da lugar a empleos de ese tipo, que son la única opción que muchos encuentran para obtener un ingreso, dijo

Explicó que en América Latina también se da el fenómeno de empresas formales que contratan a empleados sin ofrecerles las garantías de cobertura laboral y social que las leyes exigen.

La subcontratación

Además, dijo Beccaria, otra fuente de informalidad es la subconstratación por parte de grandes firmas para tratar de reducir sus costos de producción.

Para formalizar las economías, el experto animó a los países de la región a abordar, en primer lugar, el registro de los empleados domésticos que constituyen la mayor proporción de los trabajadores informales.

Baja de la inversión extranjera

En otra temática, pero ligada al empleo, un nuevo informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la inversión extranjera directa disminuyó un 21% en la región durante los primeros seis meses del año debido principalmente a la caída de influjos en el sector minero y a la baja de los precios internacionales del petróleo.

Baja explicada por la desaceleración en China y el crecimiento negativo latinoamericano, estimado en -0,3% para este año. La CEPAL indicó que en la primera mitad de 2015 las entradas de inversión extranjera directa se redujeron 21% en 16 países de América Latina con respecto al mismo periodo del año anterior, alcanzando 88.717 millones de dólares.

Brasil lidera el retroceso en la región con una caída de -36% de enero a agosto provocada por la reducción de la demanda doméstica y las perspectivas negativas de aumento del PIB, detalló la CEPAL.

México, el segundo receptor de inversión extranjera directa en la región, recibió 8% menos en comparación con el primer semestre de 2014. En Chile esos flujos disminuyeron 10% y en Argentina 11,5%. Centroamérica fue la única subregión donde se incrementaron esas inversiones, con El Salvador, Honduras y Panamá a la cabeza.

Swisslatin / UN News (19.10.2015)


>