>
>
Print Friendly
Por un turismo sostenible (Foto UNEP)

Por un turismo sostenible (Foto UNEP)

Nuevo programa internacional que promoverá un turismo más sostenible para la próxima década, que incluye el ecoturismo.

El nuevo programa de turismo sostenible estará dirigido por la Organización Mundial del Turismo (OMT) con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), y contará con el patrocinio de gobiernos como el de Francia, Marruecos y Corea.

El mandato del programa es lograr cambios importantes en las políticas de turismo y estimular una mayor sostenibilidad dentro de la cadena de valor del turismo. Por tratarse de una iniciativa colaborativa, el programa aspira a mejorar la eficiencia en el uso de los recursos, la eficacia de la gestión y el uso de las nuevas tecnologías para promover patrones de consumo y producción sostenibles en este sector clave.

El turismo es hoy uno de los sectores económicos de mayor envergadura y de más rápido crecimiento del mundo. Aporta el 9 por ciento del PIB mundial y cabe atribuirle uno de cada 11 puestos de trabajo y el 6 por ciento de las exportaciones mundiales. Para el año 2030, la OMT prevé que se registrarán 1.800 millones de llegadas de turistas internacionales al año.

No agotar sus recursos

Si no se gestiona de manera sostenible, sin embargo, el turismo puede agotar los recursos naturales y provocar la escasez de agua, la pérdida de biodiversidad y la degradación de la tierra, además de contribuir al cambio climático y la contaminación, por citar solo algunos impactos. Se ha estimado que el turismo contribuye al calentamiento global con un 5 por ciento de las emisiones mundiales de CO2.

El Informe sobre Economía Verde publicado por el PNUMA en 2011 revela que en un escenario en el que todo siguiera igual, el crecimiento del turismo hasta 2050 haría aumentar el consumo de energía en un 154 por ciento, las emisiones de gases de efecto invernadero en un 131 por ciento, el consumo de agua en un 152 por ciento y el tratamiento de residuos sólidos en un 251 por ciento.

Presiones sobre el medio ambiente

«Mientras el turismo siga creciendo, también lo harán las presiones sobre el medio ambiente y la vida silvestre. Si la gestión y la protección no son las adecuadas, y si no se invierte como corresponde en reverdecer el sector, los ecosistemas y miles de extraordinarias especies sufrirán las consecuencias», afirmó el Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

«Para el PNUMA, el turismo es uno de los diez sectores económicos que más capacidad tienen de contribuir a la transición a una economía verde sostenible e inclusiva. Esta importante iniciativa trata de conducir al sector por una senda verdaderamente sostenible, que se haga eco del reto de nuestro tiempo: el fomento de una economía verde mundial que prospere guiándose por el interés, más que por el capital, de esos bienes naturales que poseemos y que son económicamente importantes», agregó.

Ejemplos

Por ejemplo, en las Islas Galápagos y en Palau, los visitantes pagan un impuesto de entrada a las áreas protegidas, lo que se ha llamado a veces «tarifa verde». Los ingresos generados por esas tarifas, que en el caso de Palau ascienden a 1,3 millones de dólares de los EE.UU. al año desde 2009? se utilizan para ayudar a la conservación y al desarrollo humano sostenible.

El informe sobre tendencias y políticas del turismo de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), explica que, puesto que la importancia del sector sigue creciendo, el mayor desafío para lograr un turismo sostenible es la coordinación horizontal y vertical de políticas nacionales y regionales.

Swisslatin (24.12.2014)


>