>
>
Cascos azules en Africa en cuestión (UN)

Cascos azules en Africa en cuestión (UN)

Los países que contribuyen contingentes a las misiones de paz deben enviar personas a las que no se les pueda reprochar nada.

La ONU insiste en la necesidad de una respuesta colectiva más efectiva a las denuncias de abuso y explotación sexual perpetradas por personal del Organismo mundial en sus diferentes Misiones de paz a través del mundo.

El organismo aprobó recientemente una serie de iniciativas para poner fin a la impunidad, apoyar a las víctimas y procurar la rendición de cuentas por los responsables de esos actos.

« Es primordial una mayor transparencia », dijo Ban Ki-moon, motivo por el cual incluyó en su nuevo informe, los nombres de los países de donde provienen los presuntos autores.

República Centroafricana la más afectada

El informe muestra un significativo incremento de las denuncias de ese tipo en 2015 que en total ascienden a 99, 69 de ellas contra personal de misiones de paz y la mayoría ocurridos en la República Centroafricana.

Según las nuevas normativas de Naciones Unidas, los propios Estados miembros se encargarán de investigar y juzgar a sus tropas, no obstante, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU se mostró partidaria de cambiar ese sistema y permitir al Consejo de Seguridad que se ocupe de abordar el problema.

En referencia a la protección de las víctimas, muchas de las cuales son niños, Ban indicó que se establecerá un fondo fiduciario para proveerles de atención médica, psicológica y de asesoramiento legal.

Examenes previos

Debido a ello, el jefe de las operaciones de paz de la ONU, manifestó que las tropas y los agentes de policía enviados a servir en misiones de paz de Naciones Unidas deberán ser examinados, antes de partir en misión.

Hervé Ladsous aseguró que es imprescindible que todo el mundo « cumpla su deber », refiriéndose tanto a la ONU como a los países que contribuyen contingentes a las misiones de paz. « Lo primero es la prevención y en ese sentido, es imprescindible que todo el mundo cumpla su cometido » dijo.

La ONU y los países que contribuyen tropas deben hacer todo lo posible para asegurarse de que el personal seleccionado sean personas a las que no se les pueda reprochar nada, que estén sensibilizadas y capacitadas, y que sean conscientes de las sanciones que afrontarán si las acusaciones son probadas”, aseguró el secretario general adjunto.

Nuevos casos

La ONU  anunció la semana pasada que había recibido nuevas denuncias de explotación y abuso sexual por parte de las unidades de Burundi y Gabón, en Africa. También se han presentado cargos contra las fuerzas francesas Sangaris y grupos armados locales en la región de Kemo.

Aú no se conoce el número exacto y la naturaleza de estas graves acusaciones, recientemente descritas por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos como “repugnantes”.

Swisslatin / UN News (01.04.2016)


>