Portal suizo de información y servicios

14.07.2008
Búsqueda personalizada
  Actualidad

GIF Peña Euromillones 120x600


Una foto explotada por los detractores del mediador suizo, donde Gondard abraza un guerrillero (foto agencias)

Emisario suizo demasiado cercano a las FARC según Uribe; Berna rechaza acusaciones

Gobierno colombiano acusa a Jean-Pierre Gondard de haber sido portador de dinero a la guerrilla para liberación de rehenes.


Un mal momento atraviesa el emisario suizo Jean-Pierre Gondard designado por Berna para mediar entre la guerrilla de las FARC y el gobierno colombiano, luego de que el presidente Álvaro Uribe le reprochara haber suministrado en el pasado dinero a las FARC para ayudar a la liberación de otros rehenes.

Luego de la bullada liberación de Ingrid Betancourt y de otros rehenes de las FARC el gobierno del presidente Uribe se ha lanzado en picada contra los “facilitadores” europeos (Francia, Suiza, España), pero en particular contra el emisario helvético.

Cambio de reglas

Una estrategia vista por la diplomacia helvética como una expresión de la voluntad del presidente Uribe de cortar con toda mediación europea de cara a conseguir un acuerdo humanitario y sentirse así liberado de presiones externas, para presionar e imponer nuevas condiciones a la guerrilla.

El pretexto invocado por el  gobierno colombiano ha sido que el profesor suizo Jean-Pierre Gontard habría entregado a las FARC 500.000 dólares por la liberación de dos colaboradores de la empresa suiza Novartis en el año 2000.

Según el ministerio colombiano de Defensa, documentos hallados en el ordenador de Raúl Reyes, el dirigente de las FARC muerto en un ataque de las fuerzas armadas colombianas a comienzos de marzo en territorio ecuatoriano, Gontard aparece como "el portador de 500.000 dólares a las FARC".

Berna reacciona en dos tiempos

La respuesta del gobierno helvético ha sido en un primer momento, defensiva, disociando la mediación de Jean Pierre-Gondard de la esfera diplomática helvética, y en un segundo tiempo, cauta, pero reafirmando su apoyo en las gestiones con la guerrilla.

El pasado jueves, el embajador suizo en Bogotá Thomas Kupfer dijo que Gontard "no es diplomático helvético, sino consejero externo del gobierno suizo y ni sus acciones ni sus declaraciones comprometen necesariamente a la Confederación".

El embajador aclaró que en el año 2000 Gontard fue mediador con las Farc en el caso de un doble secuestro de empleados de una multinacional, que el emisario suizo "logró convencer a las Farc para que liberaran a estas dos personas".

En un segundo tiempo, Anton Thalmann, adjunto al secretario de Estado suizo de Relaciones Exteriores, declaró en una entrevista con el semanario NZZ am Sonntag, que "No tenemos prueba alguna de que (el emisario) haya sobrepasado su misión de mediador".

“Gontard  ha llevado a cabo durante diez años en Colombia una actividad de mediador útil y coronada de éxito. No hay razón alguna para que cuestionemos todo de repente", subrayó Thalmann.

A esto, el gobierno colombiano reprocha una supuesta “evidencia de mediación, o de intento de mediación” de Gondard , en al menos tres secuestros realizados por las Farc en alianza con la banda 'Los Calvos' y la intención manifiesta de Gontard de pactar encuentros con el secretariado a espaldas de Colombia.

Desmentido de Novartis

De su lado la empresa farmacéutica Novartis indicó el sábado en un comunicado que Gontard "no efectuó ningún pago" en nombre de la firma para obtener la liberación de sus empleados, secuestrados el 29 de julio de 2000 en Bogotá, que permanecieron cautivos durante más de un año.

Novartis destaca en cambio que el emisario "ha ayudado mucho, en colaboración con el embajador mexicano y con el apoyo activo del gobierno y la policía de Colombia, para obtener su liberación".

Según Daniel Pécaut, analista político experto en las  Farc y director de la Escuela de Estudios Sociales de París, en declaraciones al diario colombiano “El Tiempo”, manifestó que su impresión es que el gobierno colombiano -que nunca miró de manera favorable la perspectiva de un intercambio humanitario- quiere aprovechar el éxito mundialmente reconocido de la operación 'Jaque' para advertir que no aceptará más presiones.

Alejar a los europeos de las negociaciones

"Más allá del caso de Gontard, se trata de una advertencia a Francia y a Suiza para que no insistan en meterse en los procesos de negociación con las Farc", dijo Pécaut. Y agregó que Gontard siempre desempeñó de manera abierta -con el aval del Gobierno colombiano- un papel de facilitador en relación con el tema del intercambio humanitario, y de manera más específica, en busca de la liberación de Ingrid  Betancourt al lado del emisario francés y, algunas veces, del emisario español.

Otros analistas colombianos, consideran que la influencia de Gondard ha sido clave en las “cercanas relaciones” de las Farc con la ministra de Exteriores de Suiza. “Todo esto -dicen- explicaría por qué Micheline Calmy-Rey fue tan fría a la hora de referirse al éxito de la operación 'Jaque', que liberó a Betancourt.

Ingrid comunica apoyo a Calmy-Rey

Por su parte, la ex rehén de las FARC Ingrid Betancourt llamó por teléfono el sábado a la ministra de Relaciones Exteriores de Suiza Micheline Calmy Rey para agradecer a este país sus esfuerzos de mediación, indicó el ministerio.

La colombo-francesa destacó explícitamente el papel jugado por el mediador suizo Jean Pierre Gontard, según el portavoz de ministerio suizo de Relaciones Exteriores, Jean-Philippe Jeannerat.

La llamada telefónica de Betancourt a la canciller Calmy Rey duró un cuarto de hora y la iniciativa fue tomada por la colombiana, según el portavoz del ministerio suizo.

Por ahora, Jean-Pierre Gondard guarda silencio y espera dar a conocer su punto de vista una vez que informe al gobierno suizo acerca de sus negociaciones y en particular, responda a lo que el gobierno colombiano le imputa.

Swisslatin / Alberto Dufey/ agencias

 
 
subir

© Swisslatin 2008

Sitio configurado para una pantalla 1024x768

Webmaster