Portal suizo de Información y Servicios

Actualidad

Rubricas
 
Inicio
Epistolario
Quinta Suiza
Latinos en Suiza
Reportajes
Economía
Ciencias
Solidaridad
Sociedad
Cultura
Genealogía
Deportes

Noticias de Agencias

Ginebra Internacional
Nosotros
 

 

Reconocimiento a los descendientes suizos y a los refugiados chilenos

Encuentro presidencial entre Michelle Bachelet y Micheline Calmy-Rey destacó rol de ambas comunidades.

02-06-2007


Michelle Bachelet y Micheline Calmy-Rey durante el encuentro en Berna
 (Foto Nadine Chuat)

 

La visita de la presidenta chilena a Suiza tenía como objetivo principal la firma de varios acuerdos bilaterales y de compromisos en materia educativa, pero al final se transformó en un homenaje abierto a los colonos suizos en Chile y un reconocimiento a los refugiados en Suiza.

Ese fue otro de los aspectos inéditos de un encuentro entre dos presidentas mujeres y socialistas, que ha constituido un acontecimiento político de primer orden en un país donde las visitas presidenciales pasan casi desapercibidas. La cita en Berna de Micheline Calmy-Rey y Michelle Bachelet fue un evento bien mediatizado.

“A finales del siglo XIX numerosos compatriotas míos partieron a Chile buscando mejores condiciones de vida. En aquella época su país, Señora Presidenta, dijo Micheline Calmy-Rey, atribuía 40 hectáreas de tierra a cada familia."

No eran territorios abandonados

En forma indirecta, la mandataria helvética se refirió al territorio de la Araucanía, donde tuvo lugar la emigración histórica de los suizos entre 1881y 1890, al sostener que “tampoco se trataba de terrenos baldíos inhabitados”.

“Algunos pueblos indígenas habían tenido que ceder las tierras de sus antepasados. Por lo tanto la principal preocupación de los colonos consistía en encontrar un modus vivendi con sus vecinos (mapuches) y al mismo tiempo integrarse en la sociedad chilena. Hoy, sus descendientes, cerca de 60 mil, lógicamente consideran a Chile como su patria”, agregó.

Tierra de acogida para los refugiados chilenos

Por otra parte, Micheline Calmy-Rey reconoció el aporte del exilio chileno, al destacar, que se sentía “orgullosa de que, en el siglo XX, Suiza se haya convertido a su vez en tierra de acogida para algunos chilenos”.

“Estos exiliados, fieles a Chile, totalmente preocupados por el destino de su patria, prosiguieron su acción política. Por eso, hoy quisiera rendirles homenaje”, subrayó en su discurso en el Rathaus de Berna (sede del gobierno cantonal) y en presencia de los miembros del Consejo Federal.

“En Suiza les estamos muy agradecidos a los refugiados chilenos por habernos hecho tomar aún más claramente conciencia de las amenazas que pesan sobre los derechos humanos”, destacó.

Reconocimiento chileno a los colonos suizos

Por su parte la presidenta chilena Michelle Bachelet replicó en su discurso casi con los mismos términos al referirse a la presencia helvética en Chile.

“Los vínculos chileno-suizos tienen profundas  y sólidas raíces –dijo-. A fines del siglo XIX, numerosas familias de inmigrantes suizos se radicaron en el Sur de Chile y contribuyeron, con su reconocida laboriosidad, al desarrollo y pujanza del que entonces era un territorio de frontera”, agregó.

“En años más recientes, Suiza hizo honor a su tradición humanitaria y acogió a muchas familias chilenas víctimas de la persecución política desatada por la dictadura militar”, prosiguió.

Puntos comunes

La presidenta chilena concluyó agradeciendo a su homóloga suiza por la solidaridad con muchos chilenos perseguidos: “En la adversidad se reconoce a los verdaderos amigos, y Suiza demostró con creces su compromiso humanitario con Chile”.

Entre tantos puntos comunes, coinciden en que en Chile residen un poco más de 4 mil suizos, idéntico número de chilenos residentes en Suiza. También cabe señalar que ni Suiza ni Chile han ratificado el convenio 169 de la OIT, relacionado con las minorías étnicas y que se refiere al derecho territorial de los pueblos indígenas.

 


Berna engalanada con banderas chilenas.


Swisslatin / Aldu/ fotos Nadine Chuat

 

El caso Ortiz no tiene vuelta

La presidenta helvética Micheline Calmy-Rey dejó en claro durante una rueda de prensa, que el caso del frentista chileno Patricio Ortiz, reclamado por la justicia chilena, ya era un asunto zanjado judicialmente.

Aclaró que el militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) nunca obtuvo el asilo político en Suiza y que residía con permiso de cónyuge de ciudadana helvética. Precisó que para el sistema jurídico helvético el caso ya fue resuelto. No podrá ser extraditado.

Acuerdo en materia educativa

Las presidentas firmaron acuerdos bilaterales y dos cartas de intenciones, una de las cuales se refiere a un acuerdo de cooperación en materia educativa, que incluye reconocimiento de diplomas y títulos académicos, intercambio de profesionales, y proyectos conjunto de desarrollo tecnológico y científico.

Otro acuerdo rubricado se refería al tráfico aéreo, por lo que aeronaves helvéticas podrán utilizar libremente los aeropuertos chilenos para el tráfico comercial y civil, sin mayores trabas aduaneras.

Mujeres en conflictos armados

Fuera de acuerdos, Micheline Calmy-Rey invitó a la presidenta chilena a integrar el grupo internacional de defensa de las mujeres atrapadas en los conflictos armados.

Protestas de ONG

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) exhortó a la presidenta de Suiza, Micheline Calmy-Rey, a abordar los principales problemas de derechos humanos en Chile en su reunión con su homóloga chilena, Michelle Bachelet.

La sección helvética de AI destacó que uno de los asuntos claves que ambas deben abordar es la derogación de la ley de Amnistía de 1975.

Por su parte diferentes organizaciones de solidaridad con el pueblo Mapuche, como INCOMINDIOS, han pedido la intervención de la presidenta Suiza para que interceda ante su homóloga chilena para que sean liberados los presos mapuches y que se deje de aplicar la ley terrorista, que data de la época de Pinochet.

Chile es el único país latinoamericano, con importante presencia de pueblos indígenas, que no reconoce, constitucionalmente, la existencia física y cultural de dichos pueblos”, afirma Incomindios y exhorta al gobierno de Chile a ratificar el convenio 169 de la OIT.

 

© Swisslatin 2005

 

Sitio configurado para una pantalla 800x600

Webmaster